Cuando te abrazo | Sergio Carrión
1693
post-template-default,single,single-post,postid-1693,single-format-standard,bridge-core-2.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-9

Cuando te abrazo

El camino que nos ha traído aquí
ha sido largo como una masa de aire,
a veces nos costó
dar el siguiente paso, los ojos
nos temblaron tantos días
con extraños recuerdos sobre la infancia.
Tarde o temprano marcaremos los días en el calendario en los que es mejor mirar por encima de las cosas.
Verás en mí a otro hombre realmente perdido en sus palabras. Y no estaré más que rezando para que no pasemos hambre.
Para que no estemos solos. Porque las respuestas que merecemos están más adelante, cuando sentimos que ya no podemos.
Haremos una promesa que ocultará la noche
de cristales rotos donde mirarnos, veíamos en los pedazos rotos
ríos de masas de aire
devolviéndonos la incertidumbre.
Tú tan cansada y yo tan cansado, y las horas dormidas junto a tus manos, pero no puedes tocarlas sin que despierten. Tarde o temprano lo haces,
porque es inevitable cuando te abrazo.
No necesitas decir de dónde vienes o qué hiciste, la mirada ya tienen su método para desvelar secretos.

Sin comentarios

Publica un comentario