Pasillos inacabables | Sergio Carrión
1691
post-template-default,single,single-post,postid-1691,single-format-standard,bridge-core-2.5.6,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-24.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-9

Pasillos inacabables

A veces no puedes retener mi mirada un segundo,
sin tener por qué mirarnos;
hay pasillos inacabables
entre los ojos,
oscuros rincones
del deseo.
Entre las sombras
no importa qué cerca estés.
No puedo sentirte

Otro día
te duele la espalda, no sabes
si es por algún viejo trauma,
solo necesitarías
un antiinflamatorio y una siesta
cercana a la muerte sin ser más que
otro sueño

Sabes ya el ritmo de las cosas? Porque hay un corazón detrás de todo, y se puede escuchar en el silencio
previo a quedar dormidos.

Sabes ya el ritmo de las cosas? Porque hay un corazón detrás de todo, y se puede escuchar en el silencio
previo a quedar dormidos.

Sabes ya el ritmo de las cosas? Porque hay un corazón detrás de todo, y se puede escuchar en el silencio
previo a quedar dormidos.

Sin comentarios

Publica un comentario